jugar poker online

Jugar al Poker Online

El póker en línea es uno de los juegos de cartas más jugados en todo el mundo. Su historia se remonta a hace muchos años, y aunque nadie sabe concretamente de donde proviene muchos coinciden en surgió en Nueva Orleans gracias a los colonos franceses. Lo que sí está más claro es que el término que hoy conocemos como póker proviene de la palabra francesa “poque” así que ya es algo. Las partidas de póker con apuestas son las que más seguidores tienen.

El póker siempre se ha jugado en los bares, casinos, salas de apuestas… y en la actualidad también podemos jugarlo por Internet. Son muchas las salas de póker que ofrecen partidas de calidad las 24 horas del día con rivales de mesa de todo el mundo.

Poker Online para Latino América

Además muchos hay jugadores que se dedican a jugar torneos de póker a nivel profesional, así que realmente puede decirse que este juego de cartas es todo un deporte.

Ahora, con la nueva licencia de juego en España podemos jugar al póker en las mejores salas sin preocuparnos por nada. Estas salas son muy seguras y cumplen las condiciones para ofrecer un juego en línea legal.

Salas de póker con licencia en España

En los casinos online por lo general se ofrecen partidas del Texas Holdem ya que es el estilo de póker más popular. Sin embargo, si te registras en una sala de póker podrás encontrar más variedad de partidas.

El Omaha y el 7 Stud son dos variantes del póker Holdem con muchos seguidores y que podrás encontrar en las mejores salas de póker en línea. En estas salas hay gran cantidad de partidas de póker así que seguro que podrás encontrar una que se adapte a tu nivel de juego.

Para los primerizos se ofrecen partidas a modo de entrenamiento para poder practicar sin perder dinero, y también están las partidas gratuitas.

En el momento de jugar por dinero, hay distintas modalidades de juego así que dependiendo de lo que uno esté dispuesto a arriesgar deberá decantarse por partidas con límite o sin él.

Las reglas del póker son sencillas de aprender, pero sólo con la práctica nos convertiremos en buenos jugadores. Siempre se ha dicho que el póker es un juego que requiere muchas horas y hay mucha razón en ello.

En las partidas de póker se utilizan 52 cartas sin comodines. Al empezar se realizan las apuestas llamadas “ciegas”, la pequeña y la grande para saber cuál será la apuesta máxima y mínima en cada ronda. De primeras el crupier reparte dos cartas a cada jugador de la mesa, y en la primera ronda denominada “flop” pone tres cartas descubiertas sobre el tapete.

Después se hacen las apuestas y viene la siguiente ronda, el “turn” donde se añade una cuarta carta. Otra vez se realizan las apuestas y se pasa a la última ronda, “river” donde se pone la última carta en el tapete para completar la serie de cinco cartas.

Se hacen las últimas apuestas y el jugador que ligue la mejor combinación de cartas gana la partida. Esta sería la definición del póker Texas Holdem.

Cómo puedes comprobar la mecánica no es muy difícil pero conviene practicar antes de apostar dinero. Las partidas que las salas ofrecen gratuitamente son una buena opción para practicar, o simplemente para pasar un rato divertido sin preocuparnos por el dinero.

Aunque la verdad es que las partidas por dinero son mucho más emocionantes, sobre todo los torneos donde puedes enfrentarte a jugadores de todo el mundo y ganar increíbles premios.